Laura Rodríguez: Ingeniera Aeroespacial

Tras haber pasado todas las fases del concurso Canarias Masterclass, me fue comunicado que, al no haber en Canarias ningún ámbito profesional relacionado con la carrera que quería estudiar (ingeniería aeroespacial), tendría la oportunidad de vivir la experiencia única de que mi mentor fuese Jorge Amador Monteverde y, por lo tanto, tendría la oportunidad de pasar un día en el ESTEC (European Space Research and Technology Centre). En otras palabras, podría pasar todo un día en el corazón técnico de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Evidentemente, mi respuesta fue aceptar esta gran oportunidad con mucho entusiasmo, alegría y energía. Lo que me llevó a seguir adelante con mucha fuerza, a pesar de todos los miedos y dudas que me pudieran surgir.

Desde luego, no resulta fácil tener que ir a un país extranjero como es Holanda por tu propia cuenta cuando acabas de cumplir dieciocho años, y menos aún convivir con una familia que no has tenido oportunidad de conocer antes. Sin embargo, todo este miedo desaparece cuando ves lo bien recibida que eres y cuando te das cuenta, desde el primer momento, de lo encantadores que son tanto Jorge como Rosana, su mujer, lo que por supuesto, da lugar a que te sientas como en casa.

Haya1

Al llegar la noche del miércoles a su casa en Wassenaar, Holanda, comenzaron las dudas sobre cómo sería un día en la ESA y de nuevo, el miedo a lo que podría encontrarme. No obstante, de forma similar a la llegada a casa de Jorge, me encontré en un sitio en el que fui muy bien recibida, un lugar en el que el ambiente es tanto profesional como acogedor, en el que se dan muchísimas oportunidades a la gente joven y, sobre todo, un lugar en el que ves a gente de muchísimos países diferentes.

Haya2

Tuve la suerte de que Jorge me presentara a Nerea, una chica de Gran Canaria que trabaja en su equipo. Nerea me presentó a mucha gente y su función dentro del gran grupo que es el ESTEC. Gracias a ella y a todas esas personas con las que pude hablar, pude enriquecerme con conocimientos nuevos y conocer muchos de los laboratorios que se pueden encontrar allí, como el de robótica, el de propulsión o el de materiales.

Haya3

Además, tuve la gran suerte de poder pasar un días más en la ESA, lo que me ayudó a seguir conociendo cosas sobre la guía, navegación y control de satélites, sobre la Estación Espacial Internacional (ISS) y sobre el funcionamiento de esta gran organización de países.

Haya4

Ni todo el mundo ni todos los días se puede ver como son los motores de los satélites, ni se puede ver en directo a los astronautas de la ISS, ni asistir a charlas sobre los proyectos que se van a llevar a cabo, ni todos los días te pueden explicar a qué condiciones son sometidos los materiales que formarán los satélites o las pruebas a los que estos son expuestos antes de ser lanzados al espacio. Por ello, estoy muy agradecida, tanto a Jorge y a Nerea, como a la organización Canarias Masterclass por haberme dado esta gran oportunidad que me ha ayudado a tener aún más clara mi vocación laboral, además de haberme dado mucha fuerza para comenzar esta nueva etapa de mi vida.

Haya5

Espero que esto sea algo que se pueda seguir haciendo durante muchos años porque es una experiencia increíble que merece la pena vivir, y ojalá en el futuro otros estudiantes puedan tener acceso a esta gran oportunidad.

2016-11-29T15:53:22+00:00 julio 15, 2016|Categories: Experiencias|0 Comments

Leave A Comment